ASTROLOGÍA DE PAREJA

La sinastría merece una edición especial al mentarla. Es un método que consiste en la comparación de dos cartas natales y que permite estudiar la relación entre dos personas, su afinidad, atracción, compatibilidad, puntos en común, puntos conflictivos, etc.

La sinastría puede aplicarse a relaciones de pareja, padres e hijos, socios, amigos, amantes, parientes, compañeros, o cualquier otro tipo de relación.

El estudio de las interrelaciones personales por medio de la astrología permite establecer estrategias que potencien la cooperación y la interacción positiva entre dos personas.

Hay que estudiar los tránsitos de ambas partes así como las progresiones secundarias y compatibilidades.

Las progresiones secundarias, curiosamente, afectan a la sinastría con otra persona

¿Alguna vez te has enamorado locamente de alguien y pasados unos meses, ponerle fin a esa relación y preguntarte cómo has podido perder la cabeza por semejante cretino? Seguramente tenga que ver con tu Luna Progresada haciéndole aspectos bonitos al Sol de él… por ejemplo. También se ve en las amistades, cuando de repente tenemos problemas con alguien con quien siempre nos entendimos de maravilla, o viceversa, descubrimos que aquella persona con la que no parecíamos congeniar, de golpe y porrazo nos cae fenomenal. ¿El problema? Suelen ser afinidades con fecha de caducidad. Si no hay una sinastría fuerte de cartas natales que apoye lo que trae una progresión, todo se esfuma…